El año pasado le decía yo a una candidata mujer de la UP: “Tenés que hablar del aborto. Sos mujer y es un tema que nos interesa a las mujeres”.

Su respuesta: “Cómo se te ocurre? Yo quisiera, pero me sacan chiflada”.

No tuve tiempo para escribir algo sobre las elecciones locales que pasaron, pero hoy, los dedos me brincaban, el corazón me latía y la rabia se me acumuló.

La izquierda colombiana se ha quedado rezagada hace mucho tiempo en un discurso del siglo pasado. No sale de ahí. Los “analistas” (todos varones) que leí (no pongo los enlaces porque les dá seguramente yeyo) se expresan igual que los de hace años. Los treintañeros igual a los que pasan los 60s. Hablan de las mismas causas, las mismas estrategias, los mismos métodos, los mismos actores. Si les va mal en elecciones es porque ese es un procedimiento burgués, de la democracia liberal, y nos roban las elecciones, y los medios y etc y etc.

Sin desmeritar que los medios en Colombia son una vergüenza mundial y no pasan de nivel chisme, manipulación abierta y etc (lo mismo le pasa al HDP en Turquía y sin embargo están rompiendo el cerco), y de que las elecciones son sucias, hay algo más.
Es esa casi tradición de no ver más allá de los obstáculos que están a la vista. No ven otros que puedan ser más difíciles de ver por la sencilla razón de que no están en las narices sino en el interior (de los partidos, de las cabezas de los y las militantes, de su cultura y su forma de ser en el mundo). Y justo esos obstáculos son los que son susceptibles a ser derribados más fácilmente, si quisieran. Es decir, porque está enteramente en sus manos hacerlo. Si se atrevieran.

Uno de esos obstáculos internos es el machismo rampante. El asqueroso machismo de los machos machos protagonistas de izquierda que se leyeron todos los libros de Marx y lo recitan hasta en el sueño. Pero cuando despiertan por la mañana, y después de que la mamá, la hermana o la mujer les sirvió el desayunito, creen que están al lado de Marx en el S. XIX viendo el trabajador pasar a la fábrica, para como héroe llevar el pan a la casa después de ser explotado por el patrón. Y así. Todo el mundo lo ven en masculino y existen sólo el patrón y el trabajador de la fábrica (y bueno… aumentémosle el campesino).

Y se van al Foro o a la reunión del partido, o de la Marcha, o del Congreso, y empiezan a filosofar. Y hablan de los métodos y las estrategias, y preguntan después si julanita está tomando nota. Y se nombran entre ellos, se eligen entre ellos, y escogen quien va a escribir en el próximo libro entre ellos, y después de que “las compañeras” trajeron el almuerzo, continúan filosofando entre ellos. Todos pensamientos importantes, sobre como cambiar el país, y cómo hacerlo más justo e inlucyente, y así… Y cuando las mujeres son vistas y escuchadas, y depronto comentadas, no es porque alzaran la mano sino por el escote, no porque dijeron algo interesante e hicieron una crítica sino por la dulce voz de la que llevaba la falda y no comentadas porque leyeron a tal o tal filósofa o líder política o presidenta sino comentada por lo bonita que era la camarada nueva. Que cara tan hermosa!

Y están tan absolutamente metidos en esa visión del siglo pasado y antepasado, que todo lo que se les presente como nuevas perspectivas automáticamente y con el autopioloto lo clasifican de “neoliberal” o pequeño-burgués.

Ejemplo: el feminismo. Y todo lo que atañe a las luchas de las mujeres.
mujeressalvajes

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Manual de Mediación

Publicado: 4 noviembre 2015 en Uncategorized
Etiquetas:

Este es un Manual de Mediación que realicé para el curso de Liderazgo en Mediación de Conflictos en los estudios de Paz y Conflicto que estoy haciendo.

20150604_100008

El Manual recoge resumidamente los aportes académicos hechos al campo de la Mediación, que en sí es un arte y una ciencia. También incluye reflexiones de los ejercicios prácticos que realizamos en grupo y analiza algunos puntos del proceso entre el gobierno colombiano y las FARC, que aunque no cuenta con mediadores, sí cuenta con garantes.

Está dividido en tres partes a parte de la introducción:

I. Análisis del conflicto

II. Planeación para los procedimientos del proceso

III. Discusión del tema substancial

A parte de estos temas hay en la bibliografía recogida, algunos apuntes sobre la terminación de la mediación. La salida es tan importante como la entrada.

Si está interesado/a en conocer más del campo de la mediación a través de conocer mediadores (la gran mayoría son hombres pero países como Noruega están desarrollando programas para tener más mujeres mediadoras en conflictos) y sus anécdotas y consejos para nuevos mediadores, el libro: Kings of Peace, Pawns of War, the untold story of peace-making de Harriet Martin (Continuum, 2006) es una gran lectura, además de informativa, despierta la curiosidad por este campo y es lectura divertida. Todo a la vez!

Mediation Manual_Joanna Castro

Happy, happy

Publicado: 6 septiembre 2015 en Cotidianas, Libros, Mujeres, Suécia
  • Sabes qué? Deberías buscar el libro ”Happy, happy”, me dijo mi ex-colega de trabajo, Jessica, cuando la volví a ver después de seis años. Estábamos en la isla donde vive ahora con su novio (un muchacho adoptado de Colombia) y tomando mojitos mirando por encima de los techos rojizos y anaranjados de las casitas del pueblito hacia el azul del mar báltico.

A veces la vida se me asemeja a un sueño que uno no sabe si de verdad está viviendo ya o es todavía esa imágen que uno se formó alguna vez en su cabeza. Y aquí estoy, adulta, sentada con una muy apreciada ex-colega, pagando mis mojitos, mi viaje a esa isla, escogiendo con quien quiero estar y pasar mi tiempo, tomando completa responsabilidad por mi vida y por mi hija.

La sugerencia de libro de mi amiga se debía a contarle la razón de por qué me separé del padre de mi hija y compañero de hacía más de 10 años (la única relación que he tenido en la vida): porque sólo tengo una vida, y no era esa la que quería vivir.

20150906_103718

Leer el resto de esta entrada »

La subienda del salmón

Publicado: 25 julio 2015 en Cotidianas, Migración, Suécia

La semana pasada estuve en el norte de Suecia y en la metrópoli del norte, Umeå. Una ciudad de unos 120.000 habitantes, famosa por su universidad, que recibe cerca de 30.000 estudiantes cada año, de otras partes de Suecia y del extranjero.

Pero voy a escribir aquí sobre la subienda.

La subienda del salmón

La subienda del salmón

Leer el resto de esta entrada »

En mayo se armó un debate en Suecia cuando la corresponsal de la Radio Sueca para América Latina, estacionada en Rio de Janeiro, hizo una crónica sobre el día de la madre en Latinoamérica. Aquí está un resumen del debate. Yo escuché esa crónica en la mañana que fué transmitida y sentí tristeza de que las mujeres latinoamericanas que participamos en los movimientos de la sociedad civil y en la política, hubiésemos sido retratadas como haciéndolo a partir de nuestra capacidad de convertirnos en madres. La crónica pinta, inclusive a las presidentas de la región, como que nuestra participación política es partiendo de nuestro útero, literalmente: “Siempre han tomado el camino del útero para hacer oír sus voces”. La periodista se pasó por la faja los movimientos de mujeres que trabajan por el aborto en la región. Y en lo concerniente a Colombia, tomó los movimientos de mujeres como ejemplos de movimientos que “invocan las cualidades maternales y pacíficas de las mujeres en contraste con la guerrerista de los hombres”. IMG_20150523_155556 Leer el resto de esta entrada »

La ley 1448 del 2011, generalmente referida como la Ley de Víctimas, le dió al país un marco para que trabajara aquello de la memoria. Con museos (art 146), homenajes a las víctimas, búsqueda de la verdad (no muy bién definida), y días como este, que en el artículo 142 dice que debe ser el Dia Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas.

Eso en el 2011. En el 2015, este 9 de abril particular se ha tornado además como día de apoyo al proceso de paz y por el cese bilateral. En twitter fueron tendencia los hashtags #MeMuevoPorLaPaz y #ParaMiLaPazEs , y la polarización con los que siguen promoviendo la via militar vuelve al ruedo de las redes sociales.

Justo días antes de este 9 de abril se realizó en Bogotá la Cumbre de Arte y Cultura donde el tema de la paz saca de las casillas (por ej. a Fernando Vallejo, pero eso ya  es común en él), inspira, aburre ya, o dá nuevas perspectivas. Cada quien desde su orilla, que son más que dos.

Todas estas divergencias son sanas. Y positivo es que poco a poco los que argumentan que la via militar es la salida van siendo relegados a la esquina del extremismo fascistoide, que de hecho los define. Cada vez son más los que opinan que el proceso de paz con las FARC debe llegar a la firma, a la refrendación o constituyente, a la implementación de los acuerdos. Que el ELN también debe poder dialogar sus diferencias con el gobierno. Que por fin las armas no sean el instrumento de diálogo sino que podamos argumentar, disentir, escribir, pensar sin miedo. A participar de la vida política y social y defender nuestros intereses con la fuerza del pensamiento, las ideas, la palabra y la organización.

Museo de la Memoria en Trujillo (Valle)

Museo de la Memoria en Trujillo (Valle)

Leer el resto de esta entrada »

De vida y muerte

Publicado: 6 abril 2015 en Cotidianas, Memoria

Anoche me comunicaron que una persona, que en los últimos dos años apareció de la nada en mi vida e hizo posible un hecho sumamente importante para mí, murió la semana pasada.

Aunque le dí las gracias, lo que hizo por mí nunca se podrá agradecer lo suficiente. Yo quiero decirle que le agradezco, pero que no sé como retribuirle en esta vida. Quizás nos encontraremos en otra? Existe otra vida?

El hubiera dicho firmemente que nó. Que me goze esta. Con su acento paisa y su mirada de niño de 15 años haciendo travesuras en el cuerpo de un hombre adulto, se me hubiera reído ante la pregunta y me hubiera dicho eso: mamita, gócese esta!!

Como siempre con esos hombres y mujeres que van apareciendo en mi vida y me van enseñando, mi mayor homenaje es vivirme mi vida, con aquellos ideales de justicia y camaradería que me querían transmitir de una y mil formas, menos con órdenes. Sólo haciendo. Equivocándose muchas veces, y excusándose, tratando de rectificar. Siendo humanos.

Para qué uno se toma tan en serio la vida si de todas formas vamos a morir? Con o sin miedo seguir adelante, con los sueños, con los proyectos, estirando las alas a ver a donde nos llevan… Arriésguese. Todo se va a arreglando. Tranquila pelada, hágale. Haga lo mejor que pueda. No hay más. Y eso es suficiente.

El: Qué quiere que le cuente?

Yo: cuénteme todo!

El: Jaja! [explotando en una carcajada]

Y sus aventuras me las contó, a medias. Y yo las tengo grabadas y puedo escuchar su voz mientras veo la noticia. Y me van dando esas ganas de hacer mil travesuras… en su honor. Pa que se siga riendo, si es que me ve.

Por lo que hizo, por que me entregó lo más preciado con unas manos ásperas de trabajador, de campesino…

Quiero que sepa que no se lo voy a poder pagar jamás. Que ojalá hayan más vidas pa poder hacerlo. Se puede acaso en una vida más o cuántas más?

Mire p'arriba mamita. Siga. La vida es poner un pie adelante del otro. Siempre hacia adelante.

Mire p’arriba mamita. Siga. La vida es poner un pie adelante del otro. Siempre hacia adelante.