Tertulia de libros

Publicado: 17 marzo 2013 en Cali, Cotidianas, Libros

Si hay algo que caracteriza a la sociedad moderna, es la falta de posibilidades, espacios de tiempo y lugar para encontrarnos lxs unoxs a lxs otrxs con el propósito de intercambiar ideas. Reflexionar juntas/os. Es cierto que el internet ha revolucionado la forma en que nos comunicamos y constituye hoy por hoy un excelente espacio de discusión y encuentros virtuales. Sin embargo, el internet también ha causado “ruido”, un flujo incesante de información que nos deja a veces con grandes cargas de ideas, conocimientos, opiniones por desmenuzar, aterrizarlas, y reflexionar, preferiblemente en encuentros personales. Decíamos en una clase de la Univalle hace poco (volví a la Universidad y es una de mis mayores alegrías por estos días), que el sistema de sociedad que se nos impone, nos reduce, nos empuja a entablar relaciones comerciales, pues son estas relaciones las que le interesan al sistema económico actual, el neoliberalismo. Las relaciones de solidaridad, amistad, altruismo… las relaciones humanas están siendo remplazadas por relaciones estrictamente comerciales; de empresas-clientes, consumidores de servicios. En los hospitales ya ni pacientes somos, sino clientes.

La vida moderna además no nos deja mucho tiempo “libre”, cada vez tenemos que trabajar más, ganar más dinero para cubrir lo necesario y pagar las deudas; con poco tiempo para dedicarnos a labores más propias del ser humano y que de hecho nos hace humanos como pensar.  Las relaciones en la sociedad y al interior de la familia se han modificado atomizando sus miembros cada vez más… Exacto; atomizándonos. De hecho Occidente por lo menos desde el s. XVI ha pensado al ser humano como un átomo, perdido en este gran universo en clara oposición con otras culturas o formas de pensar, que sitúan al ser humano en constante intercambio con su medio ambiente, y totalmente hecho por sus relaciones con otras de su especie o con el ambiente.
Generalmente hoy por hoy, muchos colombianos/as tienen sólo el domingo libre – es decir sin laborar oficialmente. Y este domingo muchos y muchas se van para…. los centros comerciales. Pueda que con amigos o con familia… pero igual van a compartir en el templo por excelencia de nuestro sistema económico: el centro comercial  (antes nos veíamos en la galería, en los parques, en las iglesias o en las casas de las otras).

Junto con un grupo de amigas, hemos decidido que vamos a ofrecer resistencia activa a este modelo de relaciones. Hemos decidido que nos vamos a encontrar cada sábado o domingo (a menos de que haya excusa válida) para tomarnos un desayuno tardío en algún sitio de Cali, preferiblemente un café pequeño (uno de los puntos es descubrir lugares por fuera de las grandes cadenas o de centros comerciales) para conversar y compartir. Pero no sólo eso, además vamos a leer. La idea es sencilla; entre todas escogemos un libro que ninguna lo haya leído, que a todas nos interese y lo leemos al tiempo. Cada tercer desayuno discutiremos el libro. Qué nos dejó? Qué reflexiones se pueden hacer a partir del libro? Qué visión del mundo vemos en el libro?

Debatiendo sobre el libro a escoger, el que llegó en segundo lugar fué el de Marcela Serrando: "Diez Mujeres"

Debatiendo sobre el libro a escoger, el que llegó en segundo lugar fué el de Marcela Serrando: “Diez Mujeres”

Hoy fué un día de elección de libro y por eso tomamos desayuno en la Librería Nacional del Oeste, cerca al Peñón. Con los libros al lado empezamos a escudriñar posibles elecciones. Una tarea amena y que se tornó a la vez muy interesante por la proveniencia de cada una; en el grupo hay: una portuguesa de Lisboa, una iraní de Teherán, una noruega de Oslo, y una colombiana caleña (yo). Todas leemos español, pero cada una ha leído a autores/as distintos. Hoy queríamos escoger a una mujer como primera elección. Queríamos una novela. Queríamos que fuera una novela colombiana pues las otras tres no han leído aún mucha literatura del país y están viviendo aquí. Queríamos que no fuera un lenguaje demasiado complicado (por ser extranjeras – Manuela, La María, La Vorágine etc fueron descartadas por su español de otra época).

Terminamos escogiendo a Angela Becerra y su último libro Memorias de un Sinvergüenza de Siete Suelas. Yo propuse a Becerra, porque ya había leído De los Amores Negados hace tres años y había quedado fascinada con su lenguaje juguetón, con ese toque fantasioso que convierte los temas cotidianos de los que escribe, en un deleite para el lector. Las mujeres escritoras normalmente tienen esa característica que muchos autores masculinos no: se pueden posar sobre lo cotidiano y describirlo al infinito, tomando las varias perspectivas que se dan en las relaciones cercanas. Muchas veces los autores masculinos quieren detenerse sólo en los eventos extraordinarios y de hecho escriben libros sobre héroes, o eventos históricos de talla mundial, o preguntas filosóficas que ven como su campo de acción. Escribir sobre lo ordinario en vez de lo extraordinario, sobre un matrimonio en caída libre, sobre relaciones entre hermanas, sobre lo erótico, lo prohibido en la vida cotidiana… son aquellos detalles que muchas autoras rescatan y rescatan a la superficie. Y volverlo literatura. (OBS: obviamente hay excepciones, como el mismo Gabo que se fija en todos los detalles, donde la vida cotidiana es más importante que los grandes acontecimientos que se pasan como en la tangente en sus novelas y sólo son telón de fondo, pero esa es como la tendencia y creo que tiene que ver también en esa forma en que nos han enseñado a ver el mundo a hombres y mujeres, nosotras vemos cosas que ellos se pasan por alto… justamente porque nos han relegado durante siglos a aquellos espacios donde ocurre lo cotidiano, lo ordinario).

Será pues el 7 de abril la fecha para discutir Memorias de un Sinvergüenza de Siete Suelas, y yo seré la encargada de definir el lugar donde lo haremos. Algo muy chévere será ver de qué forma razonamos, pensamos y reflexionamos cuatro mujeres de tan distintos países y con tan distintas experiencias, unidas en la vida hoy poy hoy en la Cali del 2013.  Y además leyendo el libro de una hija de esta ciudad que ahora está radicada y escribe desde España. Este espacio de encuentros humanos, espacios para la reflexión me encantan… me producen felicidad.

PD: en la Librería Nacional ví que han traducido un libro sueco que leí hace dos años (en sueco) y del que no había hecho recensión porque en ese entonces no lo habían traducido. En español se llama: “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”. Lo recomiendo mucho! Es muy divertido, yo solté más de una carcajada con ese libro. Es el primer libro de Jonas Jansson y fué todo un éxito en Suecia. A través del abuelo que se escapa por la ventana de su habitación en el ancianato justo el día que le iban a celebrar su cumpleaños No. 100, el lector puede acompañarlo por su viaje por la vida, transcurrida en nuestro doloroso S. XX. Se pasea por China, va a dar en una cena con Stalin, no sin antes haber sido conejillo de indias para los estudios científicos racistas de Suecia, y después llegar a dejar embobado a Henry Kissinger… y etc etc etc. Todo con un humor y una mamadera de gallo muy al estilo sueco… ellos también saben como mammar gallo!

El libro escogido

El libro escogido

La mamadera de gallo sueca hecha libro, muy recomendado.

La mamadera de gallo sueca hecha libro, muy recomendado.

comentarios
  1. Hola Joanna, excelente artículo y propuesta, me gustaría que me invitaran a las reuniones para asistir, aportar un granito de arena en esta forma de pensar y pongo a su disposición mis libros para que los tengan en cuenta Gerencia estratégica de manejo del Tiempo, El Viejo Cuadro y la Superación no Tiene Límites y mi biblioteca. http://www.gerenciadeltiempo.com, ingapli@hotmail.com

    • Joanna dice:

      Hola Oscar. Gracias por tu comentario. Muchas gracias por la información de libros que dás y tus sugerencias. Propondré que puedas asisitir a próximas reuniones, muy bueno que haya gente que aporte. Te escribiré a tu correo. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s