Aquello de la memoria: Dionisio

Publicado: 13 febrero 2013 en Derechos Humanos, Memoria

Hace unos meses me pasaron unos casettes que me ayudarían en un proyecto que estoy realizando.  En uno de ellos por el lado B estaba marcado así: “Ùltima Asamblea Dionisio Sep./85”.

Dionisio Hernán Calderón es toda una leyenda en Yumbo, Valle. Uno de los municipios más ricos no sólo del Valle sino de Colombia, asiento a grandes industrias, empresas extranjeras etc. Es el municipio industrial por excelencia del Valle. Y también cuna de un movimiento obrero que dió de qué hablar en Colombia. La naciente UP se nutrió mucho de las luchas obreras en este municipio y Dionisio fué uno de sus líderes locales. Pero ante todo, Dionisio es recordado por su actividad sindical.

Dionisio tomó las riendas del Sindicato de Trabajadores del Municipio de Yumbo (SintraMunicipio le llaman) en el año 1978 e intermitentemente fué su presidente hasta 1985, año en el que fué asesinado.

Este casette me lo pasó una persona que estuvo ese día escuchándolo. Era el 6 de septiembre de 1985. Dionisio sería asesinado el 28 de septiembre de ese año. Esta es la grabación de su discurso en la Asamablea frente al conjunto de trabajadores afiliados al SintraMunicipio. En la transcripción me dió un total de 5 páginas. Pero Dionisio no leía. Era un dirigente acostumbrado a hablar del corazón. Tenía las cifras y los discursos en la cabeza. Era un obrero, no un académico. Un obrero que se formó como dirigente en la intemperie; en la práctica. En la práctica que incluía exposición a las balas que venían de la policía, de los militares, del DAS, de los paramilitares. Eran épocas muy difíciles, que dejó secuelas que aún nos atormentan. Aquí resalto algunos apartes de lo que dijo en su última asamblea y que sigue vigente hoy día.

Dionisio en la Galería de la Memoria de Trujillo (Valle)

Dionisio en la Galería de la Memoria de Trujillo (Valle)

Sobre lo que debería ser un sindicato de trabajadores públicos:

Contexto: en esta asamblea se elegiría nueva junta directiva del Sindicato. Dionisio no sería candidato a la presidencia por motivos de su seguridad, pues había sido amenazado muy fuertemente. Pero quería dejar claro que esta elección sería fundamental para continuar con su legado. Bajo su dirigencia  SintraMunicipio de Yumbo había pasado de ser un sindicato patronal; es decir, un sindicato que no peleaba por los derechos de sus trabajadores sino más bién se acomodaba a lo que decían los concejales y el alcalde, a un sindicato realmente para los trabajadores, “combativo”.  En los años 70s y hasta 1980 imperó por ejemplo la tradición de marcar a qué partido (liberal o conservador) pertenecía el aspirante en la hoja de solicitud al cargo laboral en el municipio. Y el sindicato funcionaba en pro de los directorios políticos de entonces. Eh aquí lo que dice:

“[…] desgraciadamente hay que referirse a algunos compañeros de aquí de la asamblea pero afortunadamente ellos son absolutamente minoría otra vez, son 8, 10, 11, 12… los mismos de siempre. Que vienen otra vez a plantear que si no nos arrodillamos ante el alcalde nos vamos a morir de hambre, que si los concejales no nos quieren que nos van a echar, que si nosotros no respaldamos los directorios que nos va a ir muy mal y hace más de cuatro años ya los trabajadores socios del sindicato en un 90% no respaldan ni a concejales, ni a directorios, ni al alcalde y así estamos echando para adelante.”

“Y ahora últimamente compañeros, quiero referirme al problema del pliego, el pliego que vamos a aprobar hoy en esta asamblea tiene una gran importancia. Y deben de elegirse hoy en esta asamblea compañeros que no doblen la rodilla ante el amo, los que no hagan  la campaña para hacerse elegir en la directiva diciendo que hay que estar bién con el concejal, que hay que pampearle la espalda al alcalde porque esos son los que están de acuerdo con que se acabe el sindicato, consciente o inconscientemente. Porque no se ha demostrado en ningún momento que ellos tengan la buena intención con nosotros, todo lo contrario.”

“A nosotros nos tienen que reconocer porque tenemos derechos dignos porque somos trabajadores y por eso la necesidad entonces de apoyar a compañeros que se paran en sus propios esfuerzos para reclamar y no creen que estirando la mano como pordioseros es que se conquista en el sindicato. De 1961 a 1978 que fué un sindicato de pordioseros, de aduladores, de arrodillados no consiguieron nada. Estuvieron 27 semanas sin salario y nadie decía nada, nunca les dieron dotación, nadie decía nada, nunca les dieron auxilio escolar, nadie decía nada. Estuvieron 5 años sin seguro social, nadie decía nada, y eran muy amigos del alcalde, de los concejales, comían en el mismo plato, presidente y demás  directivos del sindicato, y qué conseguían para los trabajadores? Nada. Solamente conseguían que en cada pliego a ellos como directivos les aumentaban el 10% más que al resto de los trabajadores. A eso será que llaman otra vez que le vamos a pampear la espalda al alcalde y a los concejales para que volvamos a la misma situación? No! De 1978  a 1985 se ha demostrado que peliando hemos conseguido…”

Con respecto a las amenazas de las que estaba siendo objeto, Dionisio en esta asamblea dá un testimonio además de cómo era el calibre de la violencia antisindical en los años 70s y e inicios de los 80s:

“Ustedes compañeros, modestia aparte, he sido uno de los voceros de Yumbo ante las altas autoridades para reclamar justicia en Yumbo, para protestar contra los asesinatos [pausa….] que están cometiendo desde 1977 en Yumbo, ustedes conocen que he estado en Bogotá, he estado en Cali, en Popayán en todas partes denunciando con nombres propios, diciendo Sigifredo Loaiza alias ”puntilla”, Peñuela, el costeño, Gerardo Agudelo ”el cura asesino”, todos esos son los que han matado a los hijos del pueblo en Yumbo, porque los hemos visto, y lo he manifestado por escrito ante las altas esferas del gobierno […]”

“Y de ahí compañeros que me haya ganado la persecusión gratuita de todos los sicarios de Yumbo… y me han allanado, me han detenido, me han hostigado, me han amenazado 50 o 100 veces de muerte y he dicho que la única protección que puedo tener son ustedes y el pueblo en general y que no renuncio a mi compromiso porque confío en que ustedes como lo han demostrado muchas veces al lado del pueblo son capaces de responder, como lo hicimos en la marcha por la paz donde logramos congregar a más de 6000 personas en la plaza pública sin gritar ni un viva ni un abajo sino sencillamente con nuestras banderas blancas reclamando paz y asistiendo a una misa para que allí se demostrara el sentido del pueblo… el sentir perdón, del pueblo de Yumbo en contra de la guerra y en contra de los asesinatos.”

“Pesó un poco esa situación y vuelve y se acentúa y ahora cuando de hace un mes hacia acá vuelven a aparecer en las calles de Yumbo, 6,7 o hasta 8 compañeros en una noche asesinados, se arrecia la represión nuevamente, asesinatos tan viles, como el que cometieron con un compañero en la carrera 6 con calle 12, cuando el sicario lo atropelló con una moto y la víctima en el suelo aún con vista de todo el mundo a las 6 de la tarde le propinó un disparo de pistola y todo el mundo cobardemente se quedó quieto. Ese asesino avanzó 20 metros en la moto, se regresó en la misma moto y en presencia de la gente lo remató con 2 tiros más. Esos son los enemigos del pueblo y por eso hay que rechazarlos. Pero ahora compañeros toda una manía, toda una planificación en contra de sindicatos se cierne nuevamente.”

“Hay que recordar que el 12 de agosto fueron asesinados por los sicarios de Yumbo el compañero Diego Cardona y Humberto Leví, socios de nuestro sindicato. Entonces lo que están diciendo no es mentira, es en serio y hay que brindarle absoluta protección a los compañeros víctimas de esta situación que se han ganado esto por el hecho de no compartir el robo, los atropellos contra el erario público, de reclamar justicia y estar en contra de los asesinatos. Por eso, compañeros es necesaria la solidaridad pero nó de palabra, la solidaridad de hecho. Estando vigilantes y actuantes y estando prestos para si en un momento determinado desafortunadamente acontece lo que están planificando los sicarios, no nos llenemos de terror sino que convirtamos ese hecho en un combate popular. En un repudio general donde todo el pueblo se manifieste. Que no quede impune un asesinato más. Que sepa responder el pueblo, que sepa responder el sindicato, que sepan responder los trabajadores.”

“Ayer conmemoramos un año [… pausa …] del compañero directivo de Fenaltrase Miguel Angel Díaz. Fué secuestrado en Puerto Boyacá cuando cumplía una tarea sindical, secuestrado con todas las pruebas del caso por el tenebroso grupo paramilitar MAS, que en Puerto Boyacá le aporta las armas, la plata y los carros un elementos llamado Pablo Guarín, acólito, compadre del actual ministro de gobierno. Ese compañero fué secuestrado por el MAS y hoy tenemos que hacernos de pronto a la idea de que ya está muerto hace mucho rato. Por eso, la protesta, la lucha popular es la única capáz de detener estos asesinatos, los trabajadores estamos en la obligación de levantarnos contra esto, y a eso los convocamos. ”

Este último aparte hace referencia a la desaparición de Miguel Angel Díaz el 5 de septiembre de 1984. Aquí se puede leer más sobre su desaparición forzada, donde hasta hoy sus familiares no han podido ni recuperar el cuerpo. 

22 días después de pronunciar estas palabras en la asamblea, el 28 de septiembre de 1985 Dionisio Hernán Calderón es asesinado en su casa, delante de sus hijos y de su esposa por unos hombres que le propinan 9 tiros. Su familia fué obligada a irse por un tiempo de Yumbo y amenazada si denunciaban este asesinato. La denuncia sólo pudo ser posible realizarla en el año 2004, porque antes la familia de Dionisio. Esta vez se hizo a través de la organización Reiniciar. Ningún responsable ha sido condenado aún.

La memoria: la droguería sindical lleva su nombre y un barrio de Yumbo también.

La memoria: la droguería sindical lleva su nombre y un barrio de Yumbo también.

La memoria en un casette - ahora transcrito

La memoria en un casette – ahora transcrito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s