Vender para el diario

Publicado: 13 diciembre 2012 en Cali, Cotidianas

Sandra Patricia es mi proveedora diaria de chontaduros. No resisto pasar por su lado sin comprarle una bolsa de 2000 pesos. Son perfectos con un tinto.

Hoy llovía torrencialmente cuando iba por el CAM, pasando el puente para alcanzar la Avenida 6a. A pesar de mi paraguas, ya estaba empapada, mis medias veladas totalmente mojadas y mis pies casi nadando en los zapatos. Iba con la fija imagen de que al llegar a la casa me quitaría toda esa ropa mojada, me haría un tinto y me pondría a trabajar mirando la lluvia desde lo seco. Delicioso! Me encanta ver llover.

Pero cuando iba descendiendo del puente de la Av. Primera camino a la Sexta, ví a Sandra Patricia bajo su parasol, que hoy funcionaba paralluvias. Nadie se detenía, todo el mundo iba corriendo a buscar refugio de la lluvia. Yo no pude resistir, sería delicioso unos chontaduros con tinto.

Cuando ya le había pagado y me iba a ir le pregunté: “Sandra, y usted no se va a ir? Con esa lluvia?”

Me responde: “No, tengo que trabajar. Para hacer lo del diario”
Yo: “Se va a quedar ahí?”
Sandra: “Sí, ahí esperemos que no me moje tanto”.

Me fuí pensando si Sandra Patricia algún día se podrá pensionar después de trabajar tanto bajo lluvia y bajo sol. Prometo preguntarle la próxima vez como vé ella lo de su pensión.

Hoy, de repente ver llover desde lo seco no fué tan delicioso.

Sandra Patricia vende chontaduros entre la Av Sexta y el CAM

Sandra Patricia vende chontaduros entre la Av Sexta y el CAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s