Defensor, Defensora y Defensoría

Publicado: 24 agosto 2012 en Mujeres, Política colombiana

Maria Teresa Arizabaleta, una de las sufragistas (mujer que luchó por el derecho de las mujeres a votar) que aún tenemos entre nosotras, decía una vez: “a una mujer, cada voto le cuesta el doble de lo que le cuesta a un hombre”

En la elección de la cabeza de la Defensoría del Pueblo volvió a quedar un defensor. Como siempre. No hemos nunca tenido una defensora elegida desde 1991 cuando se creó ese organismo. Sólo una mujer encargada un periodo, justo una de las candidatas a ser elegidas esta vez (Olga Lucía Gaitán).

Y eso no es todo. Jorge Armando Otálora, el nuevo defensor del pueblo, fué elegido con una abrumadora cantidad de votos: 126, contra 4 para cada una de las mujeres candidatas al cargo: Olga Lucía Gaitán y Beatriz Linares.

Esto corrige lo que dice Maria Teresa: a una mujer no le cuesta el doble cada voto, sinó el triple… como mínimo.

Nos dicen que las cuotas no es el camino a seguir. Nos dicen que tenemos que reunir los requisitos, que tenemos que demostrar que somos capaces “en igual condición que los hombres”, nos dicen que lo que debe valer es lo competentes que seamos para un cargo.

Eso funcionaría en un mundo equitativo. Pero nó en el nuestro. En el nuestro, machista, sesgado a favor de los hombres hipercompetentes necesitamos meter más mujeres en los altos cargos del estado y del sector privado, recurriendo a métodos tan “poco ortodoxos” como las cuotas. Así los hombres se retuercen en sus sillas y se den duro contra sus escritorios. Llegó la hora de jugar limpio: después de cuatro defensores (que de hecho hemos tenido), debe venir una defensora. Punto.

 

Veamos quienes eran el candidato y las candidatas a dirigir la Defensoría del Pueblo de Colombia:

Jorge Armando Otálora: Nacido en Chocontá, Cundinamarca. Abogado de la Universidad Católica de Colombia. Fué vicefiscal cuando el controvertido Mario Iguarán fué fiscal.  Ex-magistrado del Consejo Superior de la Judicatura. De hecho, la renuncia de Otálora al Consejo Superior de la Judicatura fué aprobada en pleno por el Congreso, minutos antes de su elección a Defensor. El Espectador escribe además: “Fue suficiente su experiencia política y la cercanía a algunos parlamentarios para que Otálora lograra los votos suficientes para lograr tal distinción”. De hecho, los partidos de la Unidad Nacional fueron sus máximos aliados en el Congreso. Tenía además el respaldo del gobierno.
Participó en consultas legales para la pirámide de DMG. Lo más cercano que ha trabajado en materia de derechos humanos fué cuando, en la fiscalía estuvo involucrado en las investigaciones del caso de los falsos positivos.

Beatriz Linares: Reconocida por su papel como Delegada para la niñez, la mujer y la juventud dentro de la Defensoría. Fué una de las dos funcionarias más destacadas dentro de la Defensoría del saliente Volmar Pérez,  muy criticado durante su larga, silenciosa y tediosa gestión (2003-2011). Linares participó activamente en la creación de una Ley para la niñez y la infancia y ayudó a regular y a desarrollar una política de prevención de reclutamiento de menores y desmovilización. Su capacidad de gestión es comprobada, aún cuando trabajó con pocos recursos. Además de tener las capacidades intelectuales y profesionales, Linares conoce bién la Defensoría.

Olga Lucía Gaitán:  nació en Bogotá y es abogada de la Universidad de los Andes y licenciada en Criminología en la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, según su biografía. Ha tenido cargos de importancia en la Procuraduría, ha ejercido como consultora para el Ministerio de Relaciones Exteriores. Y algo importante para este cargo: también ha estado en la Defensoría del Pueblo, conoce la institución y fué destacada allí. En la Defensoría trabajó con Eduardo Cifuentes como Directora Nacional de Atención y Trámite de Quejas y como Directora Nacional de Recursos y Acciones Judiciales. De la mano de Cifuentes, lideró la iniciativa de reforma constitucional en el Congreso que permitía la aprobación en Colombia del Estatuto de la Corte Penal Internacional.

Su trabajo en materia de derechos humanos es reconocido. Ha sido investigadora en CODHES – y de hecho fué ternada porque varias organizaciones de derechos humanos le pidieron al presidente que así fuera: la Casa de la Mujer, Corporación Viva la Ciudadanía, Fundación País Libre, Codhes.

Estos fueron entonces el candidato y las candidatas.

Quienes eran los que elegían: los y las honorables congresistas de la república, de los cuales sólo el 14% del total son mujeres. (A una mujer el voto le cuesta el doble – o triple – del voto que lo que a un hombre, recuerden).

Habían mujeres capaces, conocedoras del tema, con más reputación en el área que maneja la Defensoría que el candidato elegido. Pero eran mujeres. Sus capacidades y experiencia -que las hacía bastante competentes- no les alcanzaron para siquiera obtener una votación más decente.  Ni que Otálora fuera la panacea en derechos humanos y demás temas de defensoría para obtener semejante diferencia!

No. Aquí lo que pesó fué obviamente los contactos de Otálora… contactos que se le facilitan por su género. Es hombre y en el poder hay hombres. Y los que lo elegían eran hombres. Aquí le ayuda a Otálora toda la historia cultural de nuestro país, los imaginarios que todos y todas tenemos de lo que es ser hombre y lo que es ser mujer. Juega la historia política de nuestro país, normalmente dominada por hombres.

Según varios estudios que se han hecho en distintos países, los hombres votan por hombres… y las mujeres también votan por ellos.  Esa es la explicación por la cual cada voto nos cuesta el doble. Debemos luchar contra el machismo, contra toda esa ideología que una vez nos metió en la cabeza que nos servíamos para estar en tan altos cargos, y que por consiguiente tampoco debíamos votar por nosotras mismas…

Por eso, cuotas. Mientras arreglamos la situación y podamos competir en “igualdad de condiciones” por los mismos cargos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s