De heroínas y talibanes

Publicado: 18 mayo 2012 en Cali, Cotidianas, Derechos Humanos, Mujeres

Afortunadamente en mi trabajo me encuentro con muchas heroínas, (y uno que otro héroe también)…

Hoy entrevisté a la abogada Laura, una mujer jóven que se dedica a apoyar a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y violencia sexual.

Laura, entre muchas otras cosas, me contó que durante el año y medio que lleva trabajando como abogada en una organización que lucha por los derechos de las mujeres, jamás ha llegado a la etapa siquiera avanzada de un proceso judicial. “Sólo he llegado hasta la parte de la ruta básica de atención”.

Por qué?

Por muchas razones; todas ellas vinculadas a que vivimos en el más cavernícola sistema patriarcal que hace tanto de hombres como mujeres esclavos de una forma de pensar perversa, maloliente y asesina. Ejemplos:

1.- Las mujeres muchas veces no quieren ni denunciar; porque:
tienen miedo, son dependientes económicamente, no quieren perder sus hijos en un proceso donde Bienestar Familiar puede actuar muy tiranamente, no creen en el sitema de justicia, no conocen sus derechos, aún creen que ellas son las culpables o se merecen los abusos.

2.- Cuando se atreven a denunciar, el sistema de justicia es el que se encarga de recordarles que son mujeres, por tanto, ciudadanas de segunda:
no toman los casos de violencia intrafamiliar como un delito grave, le insisten a la mujer que reconcilie con su victimario, le recuerdan que sin él ella “no puede comer”. O no hay gente que pueda llevar sus casos, los fiscales sólo trabajan en horario de oficina y no a las 2:00 am cuando el marido le pegó, les toca ir a distintas instancias y recorrerse medio Cali para ser atendidas en algún lado, etc.

3.- Las mujeres, después del maltrato, quedan en un estado de choque que no les permite realizar todas las vueltas que tienen que realizar en el sistema judicial para meter a su victimario en una cárcel.

De no ser por Laura, muchas mujeres ni siquiera se enterarían de cómo actuar y de cuáles derechos tienen.

Pero para Laura, la carga laboral y la carga psicológica es demasiado fuerte. Ella toma apoyo aprendiendo de feminismo en sus ratos libres – la teoría dá apoyo a la práctica.

Y muchas más Lauras son necesarias. Sólo en Cali, 56 mujeres fueron asesinadas por sus parejas sentimentales en el año 2011, según cifras del Observatorio Social del Municipio. El incremento es de poco más del 100% frente al año 2010, cuando fueron asesinadas 26! Se nos duplicó y poco…

Qué tal estos talibanes que tenemos entre nosotros y nosotras? No sería hora de mandarlos a un curso intensivo de cómo amar? Un curso intensivo de aprender a respetar, a vivir, a ser hombres, a ser humanos?

Laura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s