Antropología Visual: qué vemos, desde dónde lo vemos y qué hacemos con lo que vemos?

Publicado: 1 mayo 2012 en Antropología

La ICESI en Cali es la única universidad en la ciudad con un programa de Antropología. Y ahora además cuenta también con un diplomado en Antropología Visual.

El jueves pasado el programa de Antropología de la Universidad realizó un evento sobre Antropología Visual y lo primero que noté al llegar a la Universidad es que ni los estudiantes ni los profesores saben donde quedan sus auditorios…

Pero bueno. Una vez encontrado el auditorio, las ponencias fueron interesantes. Unas más que otras.

Como la de Jesús Martín Barbero.

Jesús Martín Barbero en el ICESI

Barbero se encargó de recordarle a los estudiantes que como antropólog@s es importante estar atent@s a nuestro entorno social y sus cambios.  Por ejemplo: la visualidad. Qué es la visualidad hoy? Y tomó como ejemplo el fenómeno del Facebook donde la gente cada vez más deja entrever su intimidad, exponiéndola a un público, haciéndo visible lo que antes era invisible para muchos; nuestra intimidad.

También y siguiendo por el mismo tema, llama a analizar también la invisibilidad. Nos recordó que en realidad, el problema grande que hemos tenido socialmente es la invisibilidad de los otros. Por ejemplo: los homosexuales, cuyo acto de hacerse visibles en muchos idiomas es la misma frase: “salir del amario”, osea salir a la visibilidad.  Qué más grupos piensa usted están saliendo a la visibilidad? Qué más grupos estamos empezando a ver?

En mi trabajo actual con violencia basada en género, este tema es recurrente. En primer lugar se había invisibilizado durante mucho tiempo el fenómeno de la violencia familiar. La violación en el matrimonio, es otro tema que ni siquiera había sido concebido como lo que es, un acto violento. Justo hoy trabajo con un efecto de haber hecho a las mujeres un grupo visible. El efecto es la Política Pública para las Mujeres Caleñas, que nuestro Consejo aprobó en julio del 2010 y que hoy estamos trabajando para hacerla realidad, de verdad verdad.

Barbero usó en su exposición sobre la visualidad a autores como Roger Bartra, autor de “La jaula de la melancolía” y Serge Gruzinski – “La colonización de lo imaginario” entre otras obras-. Su argumento es que la visualidad, lo que vemos, se va transformando, en distintas épocas hemos usado distintas estéticas, distintas culturas han tenido sus propias visualidades, sus propias formas de comunicar visualmente. En cada transformación de lo que vemos, también cambia lo que hacemos con ello.

Su ejemplo venía de Gruzinski, donde se explica que las imágenes de querubines y ángeles traídas por los jesuítas a México, fueron después usadas de una forma inusitada por los indígenas: toda una choza que hacía de iglesia fué decorada con querubines, hasta en el techo. Ocurre entonces una apropiación de la imágen. De lo visual. El ejemplo es sólo un extracto de la gran colonización de lo visual que ocurrió en la América Indígena cuando los conquistadores trajeron sus propias imágenes.

El cómo vemos el mundo es la base del cómo actuamos en el mundo. La visualidad no es sólo un conjunto de imágenes, las imágenes representan un órden social. “Decir visual después de antropología es hablar de un órden visual que es un órden social”, dijo Barbero.

Para Barbero, hoy los estudiantes de antropología visual deberían poner también un esfuerzo en entender también la visualidad del cuerpo. El imaginario del cuerpo es poderoso e importantísimo en nuestro tiempo. “Hemos testificado la juvenilización del cuerpo”, dijo a un claustro lleno de jóvenes que reían casi cómplices cuando Barbero les ponía de ejemplo a las niñas tratando de estar bonitas y tener el cuerpo de cierta forma para sus amigovios… quizás la cuestión implicaría quién define la visualidad y en particular la visualidad del cuerpo? Qué pasaría si fuéramos las mujeres las que tuviéramos el poder de definir qué cuerpo femenino es el “bonito”?. Nos seguiríamos imponiendo un régimen de dietas y cirugías, voluntariamente? Muchos estarán ahora protestando y diciendo que en realidad muchas mujeres se someten a cirugías “voluntariamente”. Yo también las he escuchado. Eso es lo que dicen, que querían sentirse mejor consigo mismas. Pero de dónde viene que nos tengamos que sentir mejor con nosotras mismas teniendo que usar senos XXL y cinturas de avispa? No es ese un imaginario colectivo que nos hace pensar que justo ese cuerpo es el bonito, el deseado, el que nos dará un hombre? Qué pasaría si fuéramos nosotras mismas las que definiéramos cómo es que el cuerpo debe ser para sentirnos bién con nosotras mismas? Por ejemplo un cuerpo sano, fuerte y diverso – unas con senos chiquitos, otras con senos grandes… todas con senos suaves, con músculo y grasa adentro. No con silicona que puede reventar.

Por último, Barbero nos recordó que además es imperativo analizar aquellos imaginarios que están en crisis. Como el imaginario de la autoridad. Qué es en nuestros días la autoridad? Quienes tienen autoridad? Cómo es una autoridad no autoritaria? Ahí están luchando los gobiernos, la familia, la escuela, la academia. Por cierto, la academia, la universidad es la “institución más desubicada de la modernidad” para Barbero.

comentarios
  1. Hola también la Universidad Antonio Jose Camacho tiene pregrado en antropología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s