Nuestra prensa, nuestros gobernantes y el TLC

Publicado: 2 noviembre 2011 en Política colombiana

El domingo volvimos a elegir. En algunos lugares eligieron excelentemente. Como en Bello, donde el voto en blanco obligará a hacer nuevas elecciones con nuevos candidatos. En otros votaron bién, al parecer – ya el futuro lo dirá. En otros elegimos re-mal. Como en el Valle. El colmo que Useche, que todos sabían que era el candidato del parapolítico en la cárcel Juan Carlos Martínez, sea hoy nuestro nuevo gobernador. Como quien dice, nos seguirán gobernando desde la Picota. O desde Barranquilla, donde está recluído hoy Martínez.

Nos falta mucha cultura política y ese es el reto que tienen en frente las organizaciones populares: educar a la gente en política. Crear consciencia a la hora de votar.

En esta falta de cultura política tiene también mucho que ver los medios de comunicación. Los medios de comunicación colombianos están mejorando en cuanto a ejercer control, investigar y echar al ruedo a los políticos corruptos. Lo que se probó con el cubrimiento de los permisos de Martínez, al que no lo dejaron tranquilo y se publicó el nombre de los candidatos apoyados por él. Pero falta mucho. Falta más debate.

Ejemplo: el TLC. En los medios de comunicación se repitió como lora que el TLC era beneficioso para Colombia. Cada vez que hablaban del TLC, bien fuera CM&, Caracol, RCN etc, se hacía casi que barra para que se firmara. Y casi que una gran celebración cuando al fin Obama les hizo el milagrito. Los políticos del gobierno eran entrevistados, los representantes de la industria también. Los exportadores. Todo el mundo contento. Si acaso se avisoraban algunos posibles puntos negativos: para los industriales de la leche y derivados que entrarían a competir con productores subvencionados por Estados Unidos.

Algo más negativo? No, nada. Gracias. Todos tendremos empleo. Subirán las exportaciones. Creceremos económicamente y eso nos ayuda a todos. No hay nada negativo. Fuera de lo de los lácteos. Claro. Pero ahí veremos. Ah! y claro nos falta infraestructura. Ahí tenemos que ponernos las pilas. Pero en definitiva tenemos es que brindar con aguardiente que al fin nos firmaron el TLC! Tan buenos los gringos. Por fin entendieron que lo de los sindicalistas asesinados no es tan grave. Que ahora el estado hasta paga propaganda en radio y TV para que todos vean que los sindicatos son importantes!  – Por cierto, cuánto costó hacer esas propagandas? Y no se habrán hecho justamente para que nos aprobaran el TLC? Lo siento señores, en Colombia, por más propaganda de la Procuraduría todavía se asesinan la mayor cantidad de sindicalistas en el mundo. En el 2010 fueron asesinados 46 sindicalistas en Colombia según la Confederación Internacional Sindical, lo que representaría el 55% de los asesinatos de sindicalistas en el mundo!

En fin. Para continuar con el TLC. Los medios de comunicación no invitaron a voces críticas de este tratado. Es realmente tan bueno como lo pintan? Porqué no invitar a los ambientalistas? Es tan bueno que traigamos maíz desde Estados Unidos – genéticamente modificado, transporte desde Estados Unidos con muchas emisiones de gas carbónico y que competiría con el maíz de nuestros campesinos ? Es tan bueno desde el punto de vista ambiental traer tantos productos cuyo transporte emite gas carbónico cuando hay cosas que podemos hacer/cultivar aquí? Qué pasa con la minería? Qué arandelas les vamos a dar a las empresas que vengan a extraer nuestros recursos naturales? Trae de verdad ese tratado progreso? Los niños indígenas de Puerto Gaitán se mueren de física hambre mientras la Pacific Rubiales sigue extrayendo el petróleo de la zona, y la corrupción no es todo el problema. Se roban lo que la multinacional practicamente le dá la gana de dejar.

Y qué hay de las patentes? Este artículo de El País de Cali es uno de los pocos que he podido encontrar donde viene a la luz otra cara del tratado y de las negociaciones del mismo. Porqué no escuchamos sobre esto antes en los periódicos? La Fundación Misión Salud informa aquí como es que nuestro Estado, en cabeza del entonces presidente Alvaro Uribe, NO representó NUNCA el interés de los colombianos en estas negociaciones. En lengua simple y clara: le valió huevo la salud de los colombianos! Prefirió mejor ponerse del lado de las multinacionales farmaceúticas. Como estaba negociado el tratado de libre comercio con Estados Unidos le querían poner toda cantidad de trabas a los medicamentos genéricos que son mucho más baratos que los originales producidos por los grandes de la industria. Todo bajo el manto de la “propiedad intelectual”. Osea, poniendo la “propiedad intelectual” – y las consecuentes ganancias – en un bién más valorizado que la vida misma. Póngale cuidado a este párrafo:

Estudios de impacto realizados en su momento mostraron que las concesiones hechas por el Gobierno colombiano en el texto original incrementaban el número de principios activos con monopolio de un 4 a un 89% y aunmentaba el índice de precios de los fármacos 30% y el gaso en salud entre 500 y 1000 millones de dólares. Como consecuencia, 5 millones de colombianos podían perder el acceso a los medicamentos. En VIH-Sida, el primer año 3.000 pacientes podrían ver redcida su esperanza de vida entre 5 y 10 años.  

Estos resultados se le presentaron al Gobierno colombiano, a pesar de lo cual se hicieron las concesiones. El Ministerio de comercio, responsable de la negociación, estaba más montado en el tren de las multinacionales que en el de la salud y el bienestar general”. 

Y quién fué que negoció esta babosada? Jorge Humberto Botero Angulo. Un flamante político que además fué jefe de campaña de Uribe en 2002 y su ministro de comercio entre 2003-2010. Además el principal negociador del TLC. Y dónde anda ahora el negociante este? Representándonos en el Banco Mundial! Hágame el favor!

Qué tal las joyitas de políticos que tenemos representándonos? Y qué tal la joyita de medios que hicieron del TLC una pelea entre sindicalistas y el gobierno. Como si el resto de colombianos no nos viéramos perjudicados, más que porque nuestros lecheros tendrían una baja en sus ventas.

La entrevista con el director de la Fundación Salud, Germán Holguín Zamorano, es reveladora. El ministro Botero este que casi nos pone a pagar más por nuestros medicamentos además le entregó la protección de datos a los estadounidenses. Osea, con el decreto 2085 del 2002, las empresas farmacéuticas pueden solicitar protección de datos en el país dificultando a las empresas que fabrican genéricos. Según la fundación, esto “ha sido funesto para el país” y nos ha costado, al pueblo colombiano cerca de 790.000 millones!!!  Y todo esto lo cedió Botero a cambio de NADA! GRACIAS señor Botero. Qué está ahorita negociando usted en el Banco Mundial?

Para rematar, el tratado en este punto no quedó tan malo como hubiera podido quedar de no ser porque el Partido Demócrata de Estados Unidos exigió modificaciones. Esas modificaciones quedaron impresas en un Protocolo que “elimina algunas de las principales concesiones hechas por Colombia y mitiga otras, lo que es positivo para la salud pública”.  Este Protocolo fué impuesto por los Democrátas para firmar el tratado. Como dice Germán Holguín:El Partido Demócrata hizo por la salud de los colombianos lo que no pudo nuestro Gobierno”. 

Aunque en el Tratado quedó consignado que las patentes farmacéuticas no pueden entrar en el plazo de prórroga de protección de 20 años para patentes y que  la protección de datos debe darse dentro del decreto 2085 de 2002 (que ya de por sí no nos conviene) y nó como lo negoció Botero, con más restricciones y carácter exclusivo, la industria farmacéutica sigue con su intención de tomar ventaja. La Fundación Salud denuncia que la industria está “tratando de conseguir una política farmacéutica nacional que fortalezca su monopolio y bloquee la oferta de genéricos económicos”.

Y ante esto quién podrá ayudarnos? como decía el Chapulín colorado. Los políticos que elegimos al Congreso el año pasado. Si elegimos bién esta gente piensa primero en el pueblo colombiano y su derecho a la salud. Pero me temo que elegimos mal. Y que gente como Juan Manuel Corzo, el presidente del Senado, aquél que quiere subisidios para sí para no tener que robar, el mismo que no le alcanza el sueldo de senador (de 16 milloncitos) para tanquear el carro, nos puede facilito echar al agua y aprobarle lo que les dé la gana a estas empresas farmacéuticas multinacionales, con tal de que le den cualquier reloj Cartier y varios millones más.

Y a quienes elgimos para cuidar nuestros intereses locales? Y cómo se portarán los medios? En cuanto a TLC, tanto políticos como medios se rajaron. Los unos negociaron en nuestra contra, y los otros pusieron al pueblo aplaudir tan nefasto tratado. Que no quedó más nefasto gracias al Partido Democráta de los Estadounidenses. Ay mi país!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s