Nuestro cuerpo es nuestro

Publicado: 10 marzo 2011 en Mujeres

El 8 de marzo ya pasó. Todo vuelve a la normalidad. Los taxistas ya no regalan flores. El señor en el parqueadero ya no me dice “porqué esa carita, si es SU día?” y nada de tarjeticas virtuales con frases como: “felicitaciones en el día de la mujer”.

Hoy ya es 10 de marzo y todo vuelve a la normalidad. Hasta el próximo 8 de marzo, seguramente.

Pero entre todas las felicitaciones (acaso estaba yo de cumpleaños?), me llegó este mensaje: “Principios éticos, morales y religiosos me impiden seguir comunicandome con una persona que promueve el asesinato en gestación.Es un delito.” Via Twitter. Aquella red social que es rápida, que funciona para difundir ideas, noticias, enterarse de lo que pasa en otras partes directo desde la fuente – y donde obviamente, pululan las opiniones políticas, religiosas, sociales, éticas, morales, etc etc.

El muchacho que lo escribió (es hombre), es un muchacho que es: “Caleño, Católico, activista. Estudiante de Política y Derecho. Presidente del Círculo de Análisis Político de la apoliticamente laica Universidad de los Andes”, según la información en su perfil. Además pone muchas fotos en su twitter, y algunas de ellas están dedicadas al tema del aborto. Con textos como: “Abortistas: deberían haber sido abortados” (con la foto de una pancarta donde dice: “soy lesbiana, yo aborté”). Y otra foto con el texto: “Abortistas: matando colombianos por mandato Constitucional” (con una foto desagradable de un feto abortado, parece ).

Todo esto yo ya lo sabía y aún teniendo yo puntos de vistas diferentes nunca lo dejé de seguir e intercambiaba algunas opiniones con él. Porque de acuerdo a mis principios morales y éticos, la tolerancia es algo fundamental y regla básica de la vida en sociedad. Y creo firmemente como alguien decía por ahí, que sólo se debe ser intolerante con la intolerancia. Así que nunca le deseé que a este hombre que jamás quedará embarazado, lo hubieran abortado.

Pues bién, la foto de “matando colombianos por mandato constitucional” me lleva a pensar que este muchacho (seguramente muy bién informado), sabe que según la constitución colombiana desde el 2006 es permitido el aborto en tres casos particulares:
1) Si el embarazo es ocasionado por violación o incesto 2) Si la vida de la madre corre peligro durante el embarazo 3) Si la vida del feto corre peligro o correría fuera del útero.

Por tanto, creo que este muchacho entonces está en contra del aborto también en esas circunstancias.

La batalla que dieron las mujeres colombianas para alcanzar este derecho partió de una situación particular: una mujer colombiana embarazada a la cual le fué detectado un cáncer necesitaba suspender el embarazo para poder realizarse una quimioterapia y tratar su cáncer. Pero la ley colombiana se lo impedía. Efectivamente el aborto era un delito bajo toda circunstancia.

Otra mujer colombiana llamada Mónica Roa entonces puso una demanda de inconstitucionalidad esgrimiendo que la prohibición del aborto estaba atentando contra el elemental derecho de la mujer embarazada  a la vida. La Corte Constitucional probó su demanda y le dió la razón. Así en mayo del 2006 la Corte dice que la penalización del aborto en toda circunstancia implica la completa prevalencia de la vida del que está por nacer, por encima del ser ya nacido, osea la mujer embarazada, lo cual es desproporcional e inconstitucional. Por tanto en los tres casos nombrados, la Corte afirma que las mujeres tienen el derecho al aborto.

Y el primer caso de aborto legal que se realizó en Colombia fué en agosto del mismo año a una niña de 11 años que había sido violada por su padre.

Me imagino, entonces que esto debió haber sido muy duro para los principios éticos, morales y religiosos del estudiante de los Andes. Debió haber sido un delito y un pecado mayor haberle practicado el aborto a esa niña.

Eh ahí también a lo que voy. Delito o pecado? El delito lo definimos nosotros como sociedad. El pecado lo define la religión. La iglesia católica cataloga al aborto como un pecado. No así la violación. Son varios los casos donde la iglesia ha excomulgado a la mujer que hace el aborto y a su médico. Pero no excomulga al violador. Y tampoco toma cartas sobre el asunto en cuanto a los sacerdotes pedofílicos que han abusado sexualmente de niños.

Así que el pecado yo se lo dejo a la iglesia que lo defina. Yo elijo después de acuerdo a mis propios valores éticos y morales si les creo o nó.

Pero el delito lo podemos cambiar como sociedad. Delito era antes del 2006 practicar un aborto a una mujer embarazada enferma de cáncer. Hoy no es un delito, sino un derecho de esa mujer. En sociedad lo cambiamos, así se rasguen las vestiduras los obispos y el partido conservador! Delito es aún en Colombia practicarse un aborto fuera de esas tres condiciones que contempla la ley. Pero en muchos otros países del mundo la mujer tiene el pleno de derecho de siempre decidir si quiere ser madre o nó.  Por ejemplo en Cuba o en Suécia. Siempre.

En una sociedad tan machista como Colombia, una de las mejores herramientas que tendrían las mujeres para protegerse es el pleno derecho a su cuerpo. Pero aquí hasta los médicos se niegan a realizarle el aborto a una mujer que tiene el derecho por Constitución! Se ponen por encima de la ley aduciendo valores éticos (más bién religiosos?), y sigue siendo difícil para las mujeres hacer respetar su derecho.
La educación sexual aquí no existe o depende de la escuela a donde uno vaya. La sexualidad es tabú y la adolescente no puede fácilmente llegar hablándole a sus padres sobre cuál sería el mejor método para protegerse de enfermedades o de un embarazo no deseado. Porque aunque todos quieran que los jóvenes no tengan relaciones sexuales hasta después de no sé cuantos años, 20? 25?, la mayoría sabemos que los jóvenes de ahora y los de antes tienen relaciones sexuales mucho antes que eso. Quieran o no quieran los padres. Hayan sido “exigentes” o nó. Sencillamente porque somos seres sexuales y porque la juventud es época para explorar.
Pero nuestras adolescentes llegan a esta primera relación con una cantidad enorme de tabúes sobre el sexo y en desventaja con el sexo opuesto. Tengo que hacerlo sin condón? Puedo exigir condón? Que pensará de mí si yo compro el condón? Me va a dejar si no acepto que lo hagamos sin condón? etc etc…

Hay muchas situaciones en mujeres adolescentes y adultas que pueden llevar a un embarazo no deseado. Y en todas esas la mujer tiene las de perder. En sociedad es ella la responsable. Porque aquí se maneja aún el dicho de “el hombre propone y la mujer dispone”. Osea que es culpa de ella. No importa qué haya pasado. Hasta en las violaciones las mujeres son indagadas sobre “cómo estaba vestida?”, “porqué llevaba una falda tan corta?” Y en nuestro conflicto armado las mujeres son botines de guerra y el blanco perfecto para humillar al enemigo.  Como lo relataba una mujer desplazada violada por paramilitares en una zona rural. Cuando fué a poner el denuncio, el policía se queda mirándola y le dice: ” y usted porqué pasó por ahí si usted sabía que ellos estaban siempre ahí?” Ella empezó a internalizar esa culpa y llorando decía: “es que yo no debí haber pasado por ahí, yo sabía que ellos estaban ahí”.  Lo más lógico es que ellos no debieron violarla, pasara ella por donde pasara!

En mi trabajo con refugiados y desplazados he visto mujeres golpearse la barriga grande que lleva el fruto de una violación. He visto mujeres pobres llorar porque quedaron embarazadas del 4 o 5 hijo y no tienen cómo sostener los que ya tienen, pues huyendo perdieron todo lo que tenían. He visto mujeres jóvenes con pánico en los ojos antes de recibir la respuesta de si están esperando o nó. Y escuché una vez una mujer de Boyacá que estaba considerando seriamente la prostitución en Bogotá para mantener a sus 8 hijos después de haber sido expulsada como desplazada. El párroco de la iglesia donde ella pedía limosna se ofreció a ser su primer cliente.

Y dónde está en ese momento el Estado y la Iglesia?

Hoy estoy embarazada y feliz. Porque lo planeé. Porque lo deseé. Lo planeamos y deseamos juntos. Porque este bebé es bienvenido a nuestra vida desde ya! Y hoy que estoy viviendo todas esas emociones de ser mamá, sólo puedo decir que no debe haber nada más sano, ético y moral en una sociedad que madres y padres que esperen con ansiedad a sus hijos e hijos que sean amados inclusive antes de la concepción.

El pleno derecho al aborto no obliga a ninguna mujer a abortar que no lo desee. Pero garantiza que aquella que se vaya a practicar un aborto no arriesgue la vida en el intento. Según la Organización Mundial de la Salud 42 millones de embarazos son interrumpidos debido a abortos inducidos, en el mundo anualmente. 20 millones de ellos son abortos de riesgo practicados por personas que no están capacitadas para ello o en espacios que no cumplen con el mínimo de estándar. El 99% de esos abortos de riesgo son practicados en países en desarrollo. Y además dice la OMS que en situaciones de conflicto la mujer es aún más afectada porque es objeto de violación más a menudo, porque pierde los anticonceptivos en la huída, porque pierde acceso a centros de salud, porque pierde su nivel económico etc.

Así que nuestro Estado que se dice ser láico desde 1991, es decir, separación de la legislación y la iglesia, debería continuar por la senda que ha empezado y reconocerle por fín el derecho a todas las mujeres sobre sus cuerpos, bajo cualquier circunstancia. Sólo y únicamente una mujer embarazada podrá tomar una decisión válida sobre su estado. Y fuera de eso, qué pasa con nosotras las mujeres que no vemos el aborto como un “pecado” como nuestro amigo católico en la “apolíticamente láica Universidad de los Andes”? Nos va el Estado a imponer una moral católica?

El 8 de marzo es un día para conmemorar lo que hemos avanzado las mujeres en la lucha por la igualdad y un día que nos recuerda que falta bastante. Gracias por las flores, las rosas, las felicitaciones. Pero mejor hubiera sido si todos aquellos que felicitan y hablan de lo increibles que son las mujeres, reflexionaran un poquito sobre qué mundo le ofrecemos a nuestras mujeres. Y a nuestras hijas.

Por la criatura que llevo dentro, con 50% de probabilidades de que sea una niña, espero que si lo es, pueda llegar a un mundo que entienda que su cuerpo es únicamente de ella. Que ella sea la que decida. SIEMPRE. Y si es un niño, aprenderá a respetar, que una mujer es también un ser humano igual de valioso a él. Y que sobre su cuerpo, ellas son las que deciden. SIEMPRE.

Como dice la abuelita en el video: “que nadie nos tiene porqué tocar nuestro cuerpo, porque nuestro cuerpo es nuestro”.

comentarios
  1. Excelente entrada! Estoy totalmente de acuerdo. Y no sabía que estabas embarazada, felicitaciones!

    Pero el aborto es permitido en Colombia no solamente si la vida de la mujer gestante esté en peligro sino también la salud (física o mental), aun si el peligro para la salud no conlleva peligro para la vida. Es decir, tiene una aplicación (en teoría) muy amplia.

    • Joanna dice:

      Gracias por la aclaración! En el fuego que le vá a dando a uno por dentro cuando escribe se me pasó. Cierto que abarca algo muy amplio.
      Y gracias por las felicitaciones… yo misma ni me lo creo aún… pero ya tengo 3 meses y medio 🙂

  2. Excelente artículo. Comparto todas tus opiniones y quisiera, asi sea por motivar esperanza, agregar que las mujeres en pocisiones de poder frente a otras mujeres son las que más pueden ayudar a educar sobre sus derechos y necesidades. Somos nosotras mismas las que debemos hablar sin tapujos, ayudar sin preguntar y argumentar sin temor, no solo a mujeres mas jovenes y vulnerables, sino a los hombres tambien. La sociedad ha cambiado gracias a la lucha de muchas mujeres, y aunque sigue progresando en este respecto, es hora que juezas, profesoras, científicas y el resto de mujeres trabajadoras que vivimos las necesidades propias de ser mujer continuemos la labor progresista.
    Muchas gracias por compartir tus opinions y la gran noticia de tu embarazo. Felicitaciones.

  3. Carola dice:

    Debemos seguir luchando todos los dias contra la ignorancia y la opresion en contra de las mujeres…..Que felicidad el de poder escoger y decidir que hacer con tu cuerpo y con tu futuro. Felicidades futura mama!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s