Piedad

Publicado: 18 noviembre 2010 en Política colombiana

Hermosa la palabra. Piedad. Hermoso el nombre y que en Colombia además es asociado a una mujer que levanta sentimientos. Odiada por unos y amada por otros. Pero no hay quien sea indiferente frente a Piedad.

Yo quisiera llamarla Córdoba. Porque a los hombres políticos de talla mucho inferior que Piedad, les llaman por sus nombres completos o por sus apellidos y nunca por sus nombres. Nadie dice “Alvaro”, sino “Uribe”, nadie dice “Juan Manuel” sino “Santos”, nadie dice Jorge Iván, sino Jorge Iván Ospina. Etc, etc. Pero con las mujeres hay una tendencia a minimizarlas y decirles sólo el nombre. Como si fuera menos “doctora” que sus colegas masculinos. Pues bién, yo quisiera llamarla Córdoba. Pero la cosa es que a Piedad inclusive le gusta es que le digan “compañera”. De tú a tú. De tú a tú con los que ella vé como “pueblo” y a los cuales representa y por los cuales se indigna, y por los cuales toma riesgos y debates y habla sin pelos en la lengua. Porque como ella dijo ayer en el auditorio Camilo Torres de la Universidad Nacional donde se le rindió homenaje ayer: “Si yo fuera otra, política corrupta, estaría en este momento hablando con mis abogados y otros para ver cómo es que podía robar y repartirnos el botín. Pero nó. Estoy aquí. Con ustedes, porque ustedes me llamaron”. Le dijo a un auditorio compuesto de estudiantes y de desplazados que llegaron a Bogotá y como no tienen donde ir están en la Universidad. Pero la policía los intentó sacar antier. Y están dolidos, porque si no pueden estar en una universidad pública entonces dónde? Se preguntaban. Con razón. Una universidad pública debe ser una universidad del pueblo. Abierta a todos. Y en las condiciones de Colombia, abierta también para brindar techo a desplazados recién llegados que enfrentan un invierno violento en la capital.

Piedad les dijo: “Es que esta universidad es de ustedes! Cosa muy diferente es que no hayan podido estudiar en ella. Pero debe ser de ustedes”.

En su intervención, Piedad demostró una vez más que es una mujer con la moral bién alta y que nos dá sopa y seco en cuanto a valentía. Con respecto a su caso con el procurador dijo: “Yo ni me rindo ni reverzo. Yo me defiendo y gano, así sea dentro de 100 años”.  Y continuó: “No me sorprendió nada el fallo del procurador. Es un fallo que pone en guardia a la gente que piensa diferente”.

En un paréntesis informó: ” Es que Teodora, significa Puta. Sólo mis enemigos me hubieran podido poner este apodo. Porque si yo hubiera escogido un alias seguramente no me hubiera puesto puta.” Obvio. Quién escoge un nombre de pila, apodo o alias con algo que sea ofensivo a sí mismo. Quién?

Piedad no piensa rendirse. Y además dice que no pide perdón. “Es que si yo estuviera defendiendome de corrupción. De ese tipo de cosas. Pero nó. Yo no estoy buscando perdón. Yo estoy defendiendome por pensar diferente” – “Yo la tengo muy clara. No es que a mí me haya caído la mala suerte. Es que este es un régimen respresivo, que araña, que quiere sacar a aquél que piensa diferente”.

Piedad afirmó que era socialista. Que creia en los seres humanos y por eso era optimista. Dijo que este país no era el que ella quería. Que quería un país más inclusivo, no donde como ahora 28 millones de colombianos no tienen una vivienda propia. Y aseguró que su tarea ahora era recorrer el país levantando la conciencia de la gente. “Es que el desplazado debe entender porqué es desplazado. La participación en la sociedad no puede ser estirar la mano para pedir limosnas. La participación debe ser para reclamar derechos”.

Piedad fué abierta como siempre cuando habla. Dijo que ella subvertía el orden de este país. Porque como está ahora no le gusta. Que este orden de instituciones que sirven para unos pocos y nó para los intereses del común es un estado de cosas que no quiere. Mientras decía esto me recordaba que hoy en día muchos colombianos ven la telenovela La Pola. Qué lástima que sólo se vea en novela. A Policarpa Salavarrieta, o La Pola,  la quemaron los españoles por subvertora del orden colonial. Porque no quería la dominación española y pagarle impuestos al rey de España. Eso es subversión, es tratar de cambiar el orden de un estado de cosas. Los subvertores siempre corren riesgos. Pero qué habría sido de nosotros sin ellos? Qué tal que nuestros héroes de la independencia no se hubieran rebelado? Qué tal que las mujeres que lucharon por el derecho al voto de la mujer no lo hubieran hecho? Qué tal que los que lucharon contra la esclavitud no lo hubieran hecho? Porque la colonización, la esclavitud y la minoría de edad para mujeres era el orden de las cosas en esos momentos históricos, impensables de cambiar para muchos que vivieron en esa época. Pero para los subvertores era claro que podía ser cambiado. Y lo hicieron. Qué será de nuestros hijos sin nuestros actuales subvertores? Aquellos que opinan que la universidad pública debe ser de todos y que es inaceptable que 28 millones de colombianos no tengan vivienda propia?

Cuando el procurador destituyó a Piedad por dizque pruebas encontradas en el computador de Raúl Reyes, lo que pensé es que si la tenían chuzada o mejor dicho, si la estaban espiando como lo hizo el DAS, porqué ellos mismos no recabaron pruebas? Porqué no encontraron nada? Porqué tuvieron que usar un computador que nadie ha visto y que bién pudo haber sido manipulado para montarle un proceso?

Yo creo en Piedad.

 

Acto de reconocimiento a Piead Córdoba en la U. Nacional

 

 

Piedad Córdoba en la Universidad Nacional

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s