Los invisibles o los ciegos que no quieren ver

Publicado: 9 noviembre 2010 en México, Migración

Migración. Migrantes. Inmigración. Emigración. Gente que se mueve a través de las fronteras nacionales por uno u otro motivo.  Yo tengo el privilegio de saber qué se siente. Digo el privilegio, porque la experiencia de ser un foráneo en territorio extranjero es incomprable. Es enriquecedora de más de una forma y le inyecta al migrante una fortaleza que nunca nadie la podrá adquirir por otras vías. Después de ser inmigrante en territorio extraño y hostil, sos capaz de hacer cualquier cosa. Porque tenés la capacidad de aguante. La berraquera necesaria para cualquier cosa que se venga en el camino. Cualquiera.  La experiencia de sentirse extranjero es dura, no importando los motivos por los que se salió del país. Sea por estudios, por amor, por trabajo, es duro. No se tiene la misma comida, el mismo ambiente, no se tienen las amistades de siempre, ni el conocimiento cultural del nuevo entorno y muchas veces ni el mismo idioma. Pero la migración es todavía más dura cuando se hace porque se necesita, no porque se quiere. Y aún más cuando se tiene. El refugiado político sufre enormemente, porque además de que no pretendía salir, le toca por su convicción política. Es tenáz y duro.

Ahora no voy a comparar sufrimientos. Porque cada sufrimiento es distinto y se vive diferente. Las circunstancias son también distintas y es más o menos horrible dependiendo de a dónde se viajó. El cómo, el porqué, el camino para llegar, el lugar a donde llegó o se pretendía llegar.

El viernes y sábado pasados tuvo lugar en México DF la conferencia de ““Acción Global de los Pueblos sobre Migración, Desarrollo y Derechos Humanos (AGP)”. En el parque de la Alameda en el DF se hicieron presentes músicos que animaron el pequeño mercado que los inmigrantes de Ecuador, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Uruguay etc, montaron en el parque. Esto fué lo que los mexicanos y turistas desprevenidos captaron de la conferencia.  Amnistía Internacional se esforzó un poco extra para informar lo que se discutía en los salones mientras los demás compraban telas de Ecuador, aretes de Colombia o comida de Uruguay. La organización puso afiches con fotos de migrantes sobre un tren, escalando mallas, llorando y textos que ilustaban a los mexicanos que el camino a través de México para llegar a Estados Unidos, es uno de los más peligrosos en el mundo para las personas migrantes.

México. Un país de emigrantes. Creo que deben haber más “Mexican American” que por ejemplo cubanos, o puertorriqueños o hasta ecuatorianos (que son sólo 11 millones). Es también un país de paso obligado para muchos en su camino al gran “sueño americano”. Y en México, la vida de los “ilegales” es un calvario. 6 de cada 10 mujeres son violadas. Las mujeres hasta se preparan para las violaciones que vendrán inyectándose preservativos para “por lo menos no quedar embarazada”, como decía una mujer salvadoreña. Además corren riesgos fatales como: caerse del tren y ser mutilados por el mismo o ser secuestrados por bandas de criminales mexicanas y centroamericanas que operan en México. Estas bandas van detrás de sobornar a las familias de estos migrantes en Estados Unidos para que paguen cuantiosas sumas de dinero por ellos. Pero el que no tenga familia allá? El que no pueda pagar el rescate? Bueno simplemente lo matan, lo cortan en pedazos o se inventan otra forma de desaparecer el cuerpo al mejor estilo de nuestros paramilitares criollos, penosamente colombianos ( de quién habrán sacado la idea en realidad?). Lo peor de todo es que la gente se expone a estos riesgos porque en su país no pueden vivir dignamente. Salvador, Honduras, Guatemala, son países expulsadores de gente que vive en la miseria y que aún cree que llegando a Estados Unidos podrán ayudar a sus familias. A sus hijos. De lo que hablamos es de una migración forzada. No voluntaria. Forzada por las circunstancias económicas. Porque quién se arriesga a todos estos peligros por voluntad propia si no es para alcanzar una vida digna? Antes de morirse de hambre sin luchar, prefieren hacerlo dando un paso hacia adelante.

Tuve la posibilidad de estar el viernes en un pre-lanzamiento de los cortos del documental “Los Invisibles” dirigido por Marc Silver y Gael García Bernal en el Museo de la Memoria y la Tolerancia, muy cerquita de la Alameda. El documental saldría hoy lunes en youtube y nos pidieron muy comedidamente no decir nada hasta que saliera. Fue fuerte! Me esperaba algo como lo que viví en el Ecuador; racismo contra los negros, prejuicios contra los no-ecuatorianos, difícil de conseguir trabajo aún cuando se tengan todos los diplomas. Pero lo que ví en los documentales iba más allá: asesinatos, masacres, secuestros de inmigrantes, violaciones sistemáticas, mutilaciones por los trenes. Y todo con complacencia o directa responsabilidad de la policía federal y las autoridades migratorias mexicanas.

Pero casi siempre hay una luna o una estrella en la noche. Y esta vez una de las estrellas más resplandecientes, yo diría que una luna llena grandota y hermosa en este panorama es el padre Alejandro Solalinde. “Uno de esos padres que hace que uno aún se siga llamando católico sin tanta pena” como dijo un asistente a la discusión de los cortos, un mexicano inmigrante en Houston, “que llamamos Houstontepec para que no nos suene tan triste” agregó.

Alejandro Solalinde viene trabajando con migrantes un buen tiempo y en Ciudad Ixtepec dirige un albergue de migrantes el cual la delincuencia organizada trató de quemar hace poco con migrantes y el padre dentro! Además recibe constantes amenazas de estos grupos oscuros que actúan con complicidad de los funcionarios corruptos de México.

El padre Solalinde habla pausado. No usa más oraciones de las que necesita. Habla lo justo y necesario. Contundentemente. De ésta forma nos empieza diciendo: “Todo son visiones. Yo tengo la mía. En la primera escena de este documental vemos a un grupo de migrantes fumando en la iglesia. Los más católicos dirán que es grotesco, que cómo pueden fumar en la casa de Dios?. Yo veo que lo más sagrado que hay en esa iglesia son los migrantes. Son ellos los que son la mera imagen de Dios”. Dice y arranca aplausos de la audiencia. Y no para. Continúa: ” Estos migrantes son altamente subversivos. Subvierten el sistema internacional. Son ellos los que se rebelan contra el sistema económico de hoy. Son nuestros nuevos libertadores, a propósito del bicentenario. Ellos son los que con sus actos se rebelan contra el sistema económico neoliberal que ya está mandado a recoger, pues no permite que la gente pueda vivir con dignidad en sus países. Sino que tengan que arriesgar la vida, para salvar la vida misma”. Dijo, y yo lloro un poquito. No puedo retener las lágrimas de pensar en tanta gente que he visto como migrantes en Europa, en Ecuador, en Brasil y que ahora veo a través de los ojos de este padre en México. Además lloro un poquito por las tendencias xenofóbicas en Estados Unidos y Europa, será lo que encontrarán los que a pesar de todo lograrán hacer el viaje. Aquel que se les convirtió en un sueño, una meta, una esperanza. “Y aunque muchos digan que en Estados Unidos no podrán realizar ese sueño, la esperanza es válida” dijo el padre. Es válida para los migrantes.

El padre termina diciendo que aunque salgan las leyes xenofóbicas como en Arizona, los migrantes continuarán moviéndose. En estos días llegaron 700 migrantes a Ciudad Ixtepec. “Obama pasará, Calderón pasará. Pero los inmigrantes continuarán pasando, la migración no pasará”. Por tanto la exigencia a Calderón: Haz que las leyes de migración les respeten a los migrantes que pasen por tu país sus derechos humanos! Para que de esa forma podás pedirlos con la cabeza en alto para tus mexicanos en Estados Unidos!

 

Víctimas Invisibles

 

 

Afiches de Amnistía Internacional

 

 

Migrantes sobre el tren cruzando la frontera a México

 

 

Muestra del documental

 

 

El padre Solalinde

 

 

Foto de una foto - corriendo al tren para emigrar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s