Trujillo

Publicado: 12 octubre 2010 en Política colombiana

Nunca he estado en Trujillo. Sin embargo siempre me lo he imaginado. Como toda niña, acostumbraba a hacerle a mi mamá un montón de preguntas sobre todo lo habido y por haber. Pero uno de mis temas favoritos eran mis abuelos. A mi abuelo no lo conocí y mi abuela se me fué muy rápido. Mi mamá respondía lo más que podía, pero ella misma no se acordaba de mucho. Mis tías sí, y poco a poco he reconstruido sus historias.

Mis abuelos vivieron mucho tiempo en Trujillo, durante sus vacas gordas. Eran campesinos analfabetos, mi abuela firmaba con una X. Pero ambos se convirtieron en matemáticos autodidactas y con mucho trabajo, a partir de un lote y una vaca flaca de herencia se levantaron y levantaron a sus 10 hijos. En Trujillo tuvieron fincas. Creo que dos. Y un granero en el pueblo. Tenían empleados en la finca y mandaban a mis tios mayores a la escuela.

Pero todo terminó con La Violencia. Mis abuelos eran liberales en un pueblo sumamente conservador. La llamada chusma y pájaros, los paras de la época los sacaron a machete de Trujillo. Mi mamá nace en la fuga en Tuluá. Y por eso no puede contarme mucho de Trujillo. Pero yo siempre me lo he imaginado. Me he imaginado las fincas con café, con ganado. Me he imaginado el granero y el camino a la escuela de mis tios. Hasta los líos de faldas de mi abuelo me los he imaginado! porque hay material sobre eso.

Por eso cuando pasó la masacre de Trujillo entre 1988 y 1990 yo estaba en la cúspide de mi preguntadera. Sobra decir que hizo un gran impacto en mí. Toda esa gente muerta? Quienes los mataban? Seguía existiendo la chusma y los pájaros? Eran todavía los conservadores, los godos, como mi abuelo los llamaba (según mi tía), los que estaban detrás de esa violencia otra vez? Quién podría ser tan sanguinario de matar todos esos campesinos? Los hechos violentos se repetían. Y en mi casa se discutían. Ya desde ese momento se decía que habían sido los militares. Mucha gente huyó de Trujillo y ellos lo contaban. Buscando ayuda para demandar por el asesinato de sus seres queridos, contaban que habían sido los militares. El glorioso ejército colombiano.

La justicia cogea pero llega, dicen. Y en este caso no es tanto que haya cogeado, sino que le han puesto zancadilla. Pero no pudieron hacerla caer definitivamente. Y se comprobó que el ejército tuvo que ver. No poquito sino mucho. Nada más ni nada menos que el comandante del Batallón Palacé aliado con los paramilitares y los narcotraficantes! Con El Alacrán y Don Diego! Ayer condenaron al oficial Alirio Ureña a 44 años de cárcel.

Lo verdaderamente triste de esto es que no es un hecho aislado. El ejército colombiano parece estar lleno de hampones. Y todo se va sabiendo poco a poco. Lo importante es estar con los ojos abiertos y tomar la píldora de la memoria. Es por los casos de: Rito Alejo del Río,, el caso de los 12 apóstoles, la masacre de El Salado, la masacre contra adultos y niños de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, la masacre de La Rochela, y los falsos positivos entre muchísimos otros casos que no me siento nada orgullosa de nuestro ejército. Ese no es mi ejército. Se dice que es uno de los mejores de América Latina y por eso los llaman para que vayan a Iraq y a Afganisthán. Yo no puedo pensar otra cosa que los llaman por su crueldad.

Por eso me pongo de pié y aplaudo cada vez que un militar es enviado a la cárcel por sus hechos. Porque combatir a la guerrilla jamás podrá pasar por masacrar gente inocente. Ni aliarse con paramilitares ni con narcotraficantes. El fin no justifica los medios. Los héroes de la patria son en realidad esos jueces que juzgan sin miedo, esas vícitmas que demandan sin miedo y no se cansan hasta conocer la verdad, esos periodistas que se atreven a documentar. Esos sí son héroes.

 

El Valle del Cauca

 

comentarios
  1. José Vicente Vargas P. dice:

    Me identifico con los conceptos sobre los veraderos héroes que son quienes se atreven a denunciar las ignominias y a juzgar y condenar los crímenes que se cometen en nombre de la democracia, violencia que se acrecentó en los últimos ocho años, cuando un psicópata ordenó al ejercitó incrementar sus resultados pues la cifra de muertos no satisfacía su insaciable hemofagia.

  2. […] que no cesa Posted: 16 marzo 2011 by Joanna in Política colombiana 0 Hace un tiempo hice una entrada celebrando que por fin había habido una condena en el caso de la Masacre de Trujillo. 44 años al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s